País de origen
Alemania

 

Peso
Entre 73 y 80 kg

Altura
Entre 72 y 89 cm

 

Longevidad

De 7 a 10 años

 


Historia
También conocido como el Dogo Alemán y con un apodo bien ganado llamado "El gigante" este perro es de origen Alemán y data desde el año 2200 a.c. según dibujos encontrados en monedas, vasijas y pinturas de esa época. Eran muy preciados por su fortaleza y valentía en tiempos de guerra también son muy buenos cazando en los tiempos antiguos algunas presas como jabalíes, lobos y hasta osos.

 


Características generales
Tiene varias cosas que lo distingue, principalmente su porte bastante aristócrata es un perro grande, fuerte y bastante elegante, es una raza noble y bastante cariñosa. Los machos se distinguen de las hembras ya que ellos son más cuadrados que las hembras porque ellas son un poco más largas que los machos.

Suelen tener una buena combinación de colores leonado (amarillo dorado con mascara negra), atigrado (leonado y negro en un patrón a rayas), azul (gris oscuro con un tinte gris), negro (negro puro), Boston (pelaje negro con mascara blanca), arlequín (color blanco con parches negros).

Su pelo es bastante corto pero es brillante presentado en colores mencionados anteriormente.

 


Temperamento
El Gran Danés, aun siendo una raza gigante, no debe de ser torpe en su andar y movimientos. Tiene un carácter amistoso y alegre. Definitivamente es un perro elegante, fuerte, muy independiente y nunca agresivo, razones para gozar de su compañía. Tiene un gran espíritu, valiente y confiable. Esta combinación física y mental de sus características le da al Gran Danés una magnificencia que no posee ninguna otra raza.

No es tímido y demanda mucha atención. A pesar de su inmenso tamaño, su estampa amenazadora y su instinto guardián es un excelente compañero de los niños y la familia, ya que es dócil y cooperador. Es necesario dedicarle tiempo para que se ejercite en lugares abiertos y logre eliminar su energía, pues si se aburre tiende a desarrollar hábitos destructivos, para lo que hace uso de sus grandes dientes.


Actividades
A pesar que no requiere mayor cantidad de ejercicio el Gran Danés quedará complacido con una larga caminata al lado de su amo o sino también puede realizarse exhibiciones, el ejercicio se debe de iniciar una hora antes o una hora después de almorzar para evitar problemas estomacales como la torsión gástrica que puede llegar a ser mortal.

 

 

Cuidados

El principal problema de los perros de esta raza es que no pueden sorportar la más mínima debilidad, ya sea física, estética o psíquica. Como cualquier otra raza, puede ser más sensible a ciertas afecciones o defectos hereditarios que otros. Se puede citar, por ejemplo, el estropión, eroscamiento hacia el interior de los párpados.

Ciertas debilidades pertenecen al pasado como los problemas de crecimiento y verticalidad, a condición de que el dueño recurra a un alimento completo de alta gama, adaptado al crecimiento de razas gigantes, y que le haga un seguimiento a su perro por medio del veterinario que conozca este problema.

 

El Gran Danes es muy sensible a la torsión de estómago, a menudo fatal. Para prevenirlo, se debe distribuir su alimentación dos veces al día, evitando cualquier tipo de ejercicio violento después de las comidas.


En cuanto a su pelaje, con un cepillado diario, es suficiente para mantener su pelo limpio y brillante.