Cuando aprieta el calor todos buscamos refrescarnos, incluidos nuestros amigos los peludos.

 

Preparar un helado para nuestro amigo es bastante fácil y además le aportaremos muchos líquidos.

 

 

 

Polos de pollo

2 tazas de caldo de pollo bajo en sal.

2 tazas de agua.

Unos trocitos de galletas para perro.

 

Mezcla el agua con el caldo de pollo y viértelo en unas cubiteras. Coloca en el congelador y añade las galletas a la mitad de la congelación. Servir frío.

 

 

 

Helado de vainilla

2 tarrinas de yogur de vainilla bajo en grasa.

1 melocotón en almíbar.

2 chucharaditas de miel.

1 galleta para perro.

 

Mezcla los ingredientes con batidora y lo pones en tarrinas en el congelador. Cuando se le ponga al perro el helado, se le añadirá la galleta.

 

 

 

Delicias de soja

2 vasos de leche de soja natural o saborizada.

3 cucharadas soperas de mantequilla de cacahuete.

1 cucharadita de miel.

 

Derrite los ingredientes a fuego medio, removiendo constantemente para que se deshaga la mantequilla de cacahuete. Deja enfriar y luego vierte en las cubiteras. Lo pones en el congelador hasta que esté bien frío.